No te puedes perder…

…Un paseo por la Ville Haute de San Bonifacio. Calles empedradas, vistas espectaculares al mar, la fortaleza y sus edificios medievales… En una de esas callejuelas encontramos una tienda de crepes con dos mesas interiores, donde nos sentamos a probar la cerveza Pietra, típica de la isla (muy rica), a picar algo (crepes caseros) y a charlar con la dueña.

..Seguir las huellas de Napoleón Bonaparte y su familia en Ajaccio. Ya sea en los museos de la ciudad o simplemente paseando por sus calles, es como sumergirte la historia del emperador francés. Justo enfrente de la Maison Bonaparte (su casa natal) hay un bar con terraza que tiene cerveza artesana servida por un descendiente de la familia (su parecido físico le delata, estamos seguros de que lo era, estuvimos a punto de preguntárselo pero no nos atrevimos, a pesar de que también se quedó un rato charlando con nosotros).

…Las espectaculares playas rodeadas de acantilados interminables, que muestran todas las tonalidades de verdes posibles de la flora mediterránea. La que encontramos por casualidad tenía como un par de kilómetros y estaba totalmente desierta en pleno mes de julio.

A tener en cuenta…

Córcega es una isla cara comparado con el nivel de vida de los españoles. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificar el viaje, los precios son algo elevados en hostelería y restauración, pero también se pueden encontrar precios asequibles mirando un poco.

San Bonifacio está un poco saturado de turistas. Debido a su singularidad y al ser punto de partida de ferries, hay un constante ir y venir de turistas. Pero tampoco los vamos a echar, ¿no? Y más siendo yo uno de ellos…

Ajaccio bien merece una visita.. pero al menos de un fin de semana. 24 horas se hacen cortas para verlo todo, sobre todo a la hora de entrar en museos, la catedral o el ayuntamiento, con una importante colección pictórica y de estatuas de la familia Bonaparte.

Post completo sobre Córcega en : http://www.3xelmundo.com/corcega-tras-los-pasos-de-napoleon/