Koh Tao, La Isla

Así con mayúsculas. Según pusimos un pie allí, Koh Tao perdió su nombre y Hara, el Sr. Marqués y yo empezamos de manera coordinada, inmediata y sin haberlo decidido previamente, a llamarle La Isla. Parecía como si el viaje a Tailandia hubiera acabado, y nos encontráramos en otro país. O en el fin del mundo. Leer más